24 ene. 2011

Somewhere - Sofia Coppola


Ahora entiendo la cara que hacía la gente cuando les preguntaba qué le había parecido Somewhere. Es una peli extraña.

Fui a verla después de dos intentos fallidos, ya en los últimos días que la pasan en el cine, y qué bien que fue así y la pude ver en pantalla grande. Creo que es una película que debe verse cuando uno está relajado y con la mente tranquila, si no, acabará por desesperar enormemente.

La historia no es nada del otro mundo, un actor que lleva una vida vacía, y no tiene ninguna relación profunda más que con su hija de 11 años, con la que es obligado a pasar unos días. Con eso basta para hacer que piense un poco en su situación y se de cuenta de cuán bajo está. ¿Les recuerda algo? Lost in Translation, por supuesto. Sólo que sin las emociones que Murray vive al lado de la chica.

Es verdad que un poco más de giros en la historia, y "movimiento" en durante la película la habría hecho más atractiva, pero tampoco me parece una cinta vacía.

La realización es buena y con el toque de Sofía: escenas con poco contraste y una tonalidad beige sobre todos los cuadros. Ver esta película es como pasar una hora y media viendo algún blog de fotos como The Cherry Blossom Girl o Audrey Hepburn Complex, o sea, imágenes bonitas y con esa textura dreamy que tanto nos gusta a las chicas. Muchas escenas son como una linda fotografía, la cosa es que si fueran fotografías yo no habría mirado cada una por tanto tiempo. Es eso a lo que me refiero cuando digo que hay que verla en un estado de calma, a lo largo de la película hay escenas laaaargas, con poca música o muy ligera, y en las que no ocurre gran cosa aparentemente.

Pero no creo que todo esto sea algo negativo. Si alguno de ustedes ha pasado un par de días, semanas, o meses, en ese limbo que no permite pensar ni hacer nada más que setarse idiotamente a ver una pantalla, o quedarse en la cama, se sentirá identificado con el sentimiento que produce esta película. Ese letargo desesperante, donde todo pasa realmente lento, y sin que podamos hacer nada por apresurarlo, detenerlo ni cambiar nada.

Hace un rato estaba pensando que quizá habría estado bien que se le dedicara menos tiempo a la introducción de la historia, y un poco más al desenlace. Además de que podría haber escenas que sobran y no aportan nada a la trama. Después de reflexionarlo un poco más, creo que esas escenas y la distribución de los eventos de la peli son adecuados para el tema que trata.

Creo, sin ánimos de darle una interpretación demasiado sesuda ni rebuscada, que esta no es una película convencional donde uno se sienta a ver qué pasa con los personajes, sino que logra transmitir las sensaciones que el personaje mismo tiene.

Por último, me gustaría añadir que si bien la actuación de Stephen Dorff como personaje principal es buena, creo que el mérito se lo lleva la bellísima Elle Fanning que con apenas 12 años, logró desarrollar su papel a la perfección.








3 comentarios:

  1. Bloguera, acerca de la música qué me dice? los phoenix si hacen lo suyo? O sólo los introdujo en su peli por el parentesco? A mi parecer, en general, me parece que no quiso arriesgarse a decir que no la recomienda pero que tiene ciertos toques artísticos que más que entretener, son atractivos pero sobrecargados.

    ResponderEliminar
  2. Oh si! olvidé mencionar la música!!! que es maravillosa a cargo de los franceses de Phoenix, yo no sabía hasta que vi los créditos finales, ja.

    Y por el contrario, sí que la recomiendo, pero hay que verla, como dije al principio, relajadamente :)

    ResponderEliminar
  3. acabo de ver la pelicula y estoy muy de acuerdo con tu opinión e interpretación... escribia al respecto hace un rato

    ResponderEliminar

Sing like a whale