4 ene. 2011

Tokio Blues, etc... - Haruki Murakami




Hace un rato (por fin) terminé de leer Tokio Blues de Murakami, y vengo acá a escribir un par de cosas.

Creo que a estas alturas (después de 3 libros suyos en menos de 6 meses) no me es posible hablar de un libro de Murakami, sin meter mi opinión sobre los demás, pero lo intentaré.

Tokio Blues no está nada mal. No es tampoco, ni por mucho, lo mejor que he leído. Ni lo más brillante, ni lo más original, pero es una buena novela con relativa profundidad sobre los sentimientos humanos.

El personaje principal, Watanabe, es un chico que ronda los 20 años, más bien bastante normal, a cuyo alrededor desfilan personajes extravagantes que sacuden su vida de las maneras más diversas. Está el mejor amigo suicida, la novia de éste, una chica desequilibrada, con quien establece una retorcida relación, la consejera y compañera de cuarto de ella, que ha tenido una vida rota, la excéntrica chica de la universidad a quien no puede evitar empezar a querer, el compañero de cuarto obsesivo, el amigo mujeriego y su novia abnegada, etc. El libro básicamente retrata las reacciones y sentimientos que originan todos estos personajes en la vida de Watanabe. Él es como una esponja que absorbe los dolores y alegrías de la gente a su alrededor, mientras se esfuerza por encontrar quién diablos es él mismo. Todo enmedio de una gran dosis de descubrimiento sexual (que no tiene mucho de especial, dicho sea de paso) y enfrentamientos con la muerte.

En fin, no es un libro que recomendaría encarecidamente, pero tampoco diría que leerlo es una pérdida de tiempo.

Ahora, siendo el tercer libro de Murakami que leo, tengo un par de cosas qué decir respecto a su supuesta genialidad y repentina fama.

Empecé leyendo Crónica del Pájaro que da Cuerda al Mundo, que me cautivó. Sí había partes en que me parecía que estaba leyendo más paja que literatura, pero recuerdo no poder dejar de pasar las páginas, ni poder dejar el libro en la mesa. Las atmósferas en que se mezclaba la realidad y en ensueño me parecieron geniales, muchas veces no estaba segura si lo que estaba leyendo pasaba en realidad en la historia, o era producto de la imaginación de alguno de los personajes, además de que me hizo emocionarme y estremecerme en varias ocasiones.

Después seguí con Kafka en la Orilla, y aunque la idea de la persona mágica con limitaciones para la perspectiva general, pero que en realidad tenía una especie de superpoderes me pareció muy linda, hubo muchas ocasiones en que me pegunté de dónde rayos habría sacado ideas tan ridículas para la historia. Las cosas como el bosque perdido, por nombrar una, me parecieron excesivas. Además de eso, empecé a notar cierto patrón en los personajes y situaciones que me hicieron sospechar de la creatividad del autor.

Para Tokio Blues, mis sospechas se confirmaron: Murakami utiliza los mismos personajes, y situaciones una y otra vez, maquillándolos de manera diferente. No me digan que la biblioteca de Kafka, no es más o menos la misma idea que el pozo del Pájaro. Y qué decir del personaje principal, aunque Tooru, del Pájaro era ya mayorcito, es siempre un varón a quien un cierto hecho le ha marcado la vida, y que por su naturaleza extra sensible, pero sencilla se enreda en circunstancias y hechos poco comunes, dejándose llevar por las excentricidades de la gente a su alrededor. Por otro lado, ¿No se parece muchísimo la esposa del Pájaro a Naoko de Tokio Blues? Una mujer envuelta en un halo de misterio y desequilibrio mental, con un pasado obscuro a quien hay que salvar por que se está profundamente enamorado de ella. Y qué tal Midori de Tokio, que juega un papel muy parecido al de la joven amiga de Tooru del Pájaro. También están el bibliotecario de Kafka y el chico mudo de la oficina del Pájaro, personajes de una sensibilidad, pulcritud, inteligencia y orden extremos que dan una serie de claves para ayudar al personaje principal.

En fin, podría seguir enlistando las situaciones y personajes que se repiten de libro en libro, por lo menos los que yo he leído, pero sería gastar espacio y palabras. Como conclusión puedo decir que Murakami no está mal, pero prefiero usar mi tiempo leyendo cosas diferentes y más profundas en lugar de leer lo mismo una y otra vez.





8 comentarios:

  1. Pues así como lo describes, no lo leería, algo similar me dijo Gu acerca de él. Pero bueno, habiendo de tanto de dónde elegir... ya no se me antojó. Saludos a la reseñista pelirroja más linda que haya existido desde hace 13,700,000,000 años de nuestro universo.

    ResponderEliminar
  2. ¿y Murakami qué dice al respecto?

    Pregunto porque es muy común que los autores ronden una y otra y otra vez los mismos temas, o le den tratamientos similares a las atmósferas, etc etc.
    Cuando P.K. Dick escribió las últimas novelas (es decir, la tercera étapa de Dick) "la crítica" dijo que se refriteaba a sí mismo y que la originalidad se le había tostado al cocinar alguna droga. Y no era así, lo que pasaba es que Dick volvió una y otra y otra vez sobre sus malsanas obsesiones (como el tiempo, el espacio, lo real/no real, etc etc.)

    ¿No será que pase algo similar acá?

    De cualquier forma, no leería a este señor.

    Saludes

    PS: ¡Las letras de confirmación de comentario son harto desagradables!

    ResponderEliminar
  3. Las letras que te pide ingresar cuando publicas un comentario: que son azules y como movidas, (esas para evitar que sea spam), ¿me explico?

    saludes

    ResponderEliminar
  4. Realmente no creo que esgrimir la repetición sea un argumento demasiado poderoso para criticar a un autor literario. No me parece que sea un vicio en sí mismo. Es normal repetir temas, situaciones, etc. Supongo que debe ser parte del estilo.

    A mí me gustó Tokyo Blues y creo que Murakami es un tipo muy talentoso, pero estoy hasta el huevo de que no se le baje de genio supremo y celebridad absoluta. Me da hueva la gente que no puede pasar de él y que sienten que haberlo leído les da una especie de autoridad o algo así, no sé cómo explicarlo. Supongo que Ud. también ha de conocer a varios de ésos. Y en resumen: muy buen post. Y qué bueno que hable de otra cosa que no sea música jo, jo, jo.

    Atte: Juan Ramón.

    ResponderEliminar
  5. Gabo, aunque sospech que no es el caso, voy a investigar qué dice este señor a ese respecto.

    Y de las letras, no se cómo remediarlo, ¿tú sí?

    ResponderEliminar
  6. Juan Ramón, gracias por tu comentario, só que conozco a un par de esas personas, y también estoy harta de que se hable de Murakami como si se hubiera descubierto al nuevo y más brillante genio literario. Entiendo lo que quieres explicar :)

    ResponderEliminar
  7. Por fin veo a alguien capaz de entusiasmarse con un libro sin por ello pretender que su autor sea la leche y toda su obra de una perfección irreprochable. A mí Tokio Blues me gustó bastante (es lo único que he leído suyo), pero me pareció que Murakami está incomprensiblemente sobrevalorado.

    ResponderEliminar

Sing like a whale